La cerámica bandeada

ceramica

Se extendió hacia 5600-4500 a.C. En Europa central, desde el Rin en el oeste hasta el Dniéster en el este. Debe su nombre a la tradición de decorar las vasijas con bandas de diseños sinuosos o angulosos.

Se desarrolló a partir de culturas locales influidas por la cultura Starchev-Körös. Se han encontrado asentamientos de esta cultura en la actual Hungría, este de Austria, República Checa, Eslovaquia, Alemania, Países Bajos y este de Francia. La gente se asentaba en terrazas fluviales (se han encontrado unos 20 asentamientos en un área de 25 km2 cerca de Dubnia, en el sur de Polonia) y en los montes Tatra.

Construían casas de troncos verticales (a menudo uno de los extremos era más grueso), de 20-45 m de largo y 5,5-7,0 m de ancho, con 3 paredes interiores (hileras de postes) que sostenían el tejado y 2 paredes exteriores enlucidas con arcilla; se han encontrado 108 casas largas en Bylany, República Checa. Contenían un horno de pan, fosos empedrados para el grano y muchas vasijas para almacenar víveres y aperos de labranza. Se cree que los asentamientos más comunes tenían entre 5 y 8 casas largas. Algunas casas tenían corrales cuadrados para los animales.

Los habitantes practicaban la agricultura (trigo, guisantes, judías, lino), la ganadería (vacas, ovejas, cabras, cerdos), la pesca, la caza y la recolección de alimentos. Los muertos eran enterrados en fosas ovaladas a 100-500 m del asentamiento. Los enterramientos: vasijas, a veces joyas y herramientas.

En el enterramiento de Nitra (Eslovaquia) se encontraron 72 tumbas, dispuestas en grupos de cinco y diez; en las tumbas masculinas se hallaron cinceles de piedra y brazaletes de concha. La cultura Boian se desarrolló en el bajo Danubio y la cultura Lengyel en la cuenca media del Danubio bajo la influencia de la cultura de la cerámica en bandas.

Scroll al inicio